Violencia: otra forma de segregación

Entre enero de 2011 y abril de 2018 se registraron 97 homicidios, 43 hurtos, 5 caídas de edificio, 23 hurto de vehículos, un intento de linchamiento y una violación en edificaciones de la Misión Vivienda en la Gran Caracas

A los urbanismos de Misión Vivienda no solo les identifica como elementos comunes las ropas colgadas en las ventanas, la basura acumulada, los ojos de Chávez, los carros de viejos modelos sin cauchos y picados por el óxido, los perros famélicos olisqueando por doquier y gente esperando en los Consejos Comunales a que llegue la caja de alimentos subsidiados por el gobierno llamado Clap.

También la violencia forma parte del paisaje de la Misión Vivienda, en diferentes grados. Hay algunos complejos más tranquilos que otros. Es uno de los problemas más graves.

Entre enero de 2011 y abril de 2018 se registraron 97 homicidios, 43 hurtos, 5 caídas de edificio, 23 hurto de vehículos, un intento de linchamiento y una violación en edificaciones de la Misión Vivienda en la Gran Caracas.

El año con mayor número de incidencias en estos complejos fue el 2016. Se registraron 100 casos que incluyen 34 homicidios y 43 hurtos.  Y 13 de estos homicidios ocurrieron en Cacique Tiuna en la Rinconada.

Cacique Tiuna es considerado el urbanismo más sangriento con 18 homicidios registrados, más una violación/asesinato. Le sigue muy de cerca Ciudad Caribia con 17 asesinatos en un período de siete años.

Violencia en Misión Vivienda

Entre enero de 2011 y abril de 2018 se han presentado 176 incidentes violentos en complejos de Misión Vivienda en Caracas, Guarenas, Miranda y Vargas

97

homicidios

43

hurtos

5

caídas de edificios

23

hurtos de vehículos

1

intento de linchamiento

1

violación

Fuente: Monitorización de prensa con datos del Monitor de Víctimas

2.016

ha sido el año más violento en Misión Vivienda. Hubo 100 casos, entre ellos 34 homicidios y 43 hurtos

Fuente: Monitorización de prensa con datos del Monitor de Víctimas

Otro complejo violento ha sido el Urbanismo de Misión Vivienda La Guadalupe, en Ocumare del Tuy. El 26 de abril de 2015 ocurrió una masacre, pistolero irrumpieron en una fiesta familiar y le quitaron la vida a diez personas y otras tres resultaron heridas.

Aunque analistas afirman que la violencia es multifactorial se ha evidenciado poco acompañamiento social en las comunidades beneficiadas con la GMVV. “En algunos casos pareciera que la violencia ya viene de antes, no parece un problema sólo urbano. Pero debe haber acompañamiento social, una vez que los dejan allí no hay un seguimiento de los problemas de esas familias ni cómo van a convivir”, explica el arquitecto Carlos Calzadilla.

Este pensamiento lo comparte el sociólogo brasileño José Luiz Ratton quien opina que lo más importante no es la vivienda en sí, sino la preparación de la adaptación de la comunidad.  “Hay que pensar en las consecuencias de colocar en un mismo lugar a personas que tienen historias de comunidad distintas y que pueden generar antagonismos. Hay que pensar en los efectos no intencionales de esto, aunque en estos casos no creo que sea intencional la generación de violencia por parte del Gobierno”, opina Ratton.

*Nombre ficticio para proteger la identidad del entrevistado

Créditos

Conoce a las personas que llevaron a cabo este reportaje interactivo